La sal de mar es un ingrediente con propiedades tan benéficas para la vida que puedes incluirla no sólo en tu alimentación, sino en tu día a día para aprovechar todas sus bondades. Comienza a utilizarla en estos trucos de limpieza que puedes hacer con sal de mar.

Elabora un limpia metales casero

Mezcla sal de mar con un poco de jugo limón para eliminar las manchas de los objetos de latón y cobre. Con un paño, frota la mezcla sobre la superficie, enjuaga con un poco de agua tibia y verás cómo recuperan el brillo de inmediato.

Mezcla de sal de mar para limpiar metales

Elimina las manchas de vino

Es bien sabido que las manchas del vino son muy difíciles de quitar, más no imposible. La clave para eliminarlas está en frotar la mancha de inmediato con vino blanco, espolvorearle sal y dejarlo actuar por algunos minutos. Luego, retira la sal y frota la mancha con un paño seco.

Crea una pasta

La madera es un material muy delicado que se mancha con facilidad, basta con que dejes por un tiempo un vaso para que se quede la marca… ¿para siempre? Pues no, afortunadamente existe una fórmula natural para eliminar estas manchas.

Elabora una pasta con sal y un poco de agua, frota con la mezcla y un paño o esponja la superficie hasta limpiarla por completo. Puedes utilizar este truco para eliminar las manchas de tu tabla de cocina, deja reposar cinco minutos y enjuaga.

Si tienes peces, también puedes utilizar esta mezcla para limpiar tu pecera de manera natural y evitar causarles un daño a tus mascotas utilizando productos tóxicos.

La combinación de agua y sal es muy buena opción para deshacerte de manchas; si humedeces un poco de este ingrediente y tallas con un trapo las manchas de tu horno, también te olvidarás de los malos olores y las bacterias provocadas por la grasa acumulada.

Pasta de sal de mar para limpiar tablas de madera

Te puede interesar leer: Diferencia entre sal marina vs sal común ¿cuál comprar y por qué?

Quita la grasa de tus sartenes

Probablemente, este sea uno de los tips de limpieza más deseados por todos, pues es normal que con el paso del tiempo, las sartenes se manchen por el uso que se les da y probablemente pienses que ya es momento de deshacerte de ellas, ¡nada de eso! Primero intenta quitarle la grasa adherida con un poco de sal.

Calienta en la sartén que quieras desmanchar agua con sal hasta que hierva, cuando llegue a este punto, retírala del fuego y con cuidado, lávala como acostumbras hacerlo. La sal ayudará a desprender la grasa sin dañar el antiadherente de tu sartén.

Desmancha tus prendas

Después de un tiempo, las manchas de sudor manchan la ropa dejando en las prendas marcas amarillas. Para que sigas utilizando esa prenda que tanto te gusta, disuelve cuatro cucharadas de sal marina en un litro de agua caliente con limón, remoja la prenda en esta mezcla durante un par de horas y frota la mancha con una esponja.

¡Las propiedades de esta sal harán que tu ropa luzca como antes!

Desmancha tus prendas con sal de mar

Limpia tu fregadero

Para eliminar las manchas que quedan el fregadero después de haber lavado tus trastes, mezcla sal con unas gotas de aguarrás, aplícalo y déjalo actuar por 15 minutos. Luego, enjuaga con agua y un poco de jabón.

Deja tu baño reluciente

El jabón, el polvo, el agua y la humedad que se acumula en los baños son causantes de que aparezcan manchas en las paredes, en ocasiones, muy difíciles de quitar. Si mezclas dos cucharadas de sal de mar con vinagre de manzana las eliminarás de inmediato si las tallas con una esponja.

Usa la sal de mar para dejar reluciente tu baño

Olvídate de manchar tu ropa con tu plancha

Después de usar constantemente tu plancha, es normal que se forme en la base una capa de plástico u otras sustancias que pueden manchar la ropa cuando la vuelvas a utilizar. Para evitar que esto suceda, vierte sal de mar sobre papel encerado, calienta la plancha a temperatura media y deslízala sobre el papel con sal. Al final, limpia los restos con un trapo húmedo.

Leer más: ¿Dónde se consigue la sal de mar en México?

Destapa las tuberías

Es muy común que se atasquen los lavabos o la regadera, ¿a quién lo he pasado? Sin embargo, solucionar esto es más sencillo de lo que imaginas. Diluye cinco cucharadas de sal de mar en un litro de agua hirviendo y viértelo poco a poco en la cañería.

De esta manera, aprovecharás la sal que tienes en casa y no pondrás en riesgo tu salud por el uso de productos que contienen químicos.

Utiliza los ingredientes que tienes al alcance de tu mano como la sal para crear remedios caseros que te ayuden a las labores del hogar y reduce tu consumo de productos que contengan químicos que a la larga puedan perjudicar tu salud. Así, aprovecharás este ingrediente natural para cuidar tu alimentación, pero también para facilitarte las tareas de casa.

recetas fáciles para preparar con sal de mar