San Valentín es una fecha que nos da el pretexto perfecto para pasar un buen rato con nuestra persona especial, y qué mejor manera de hacerlo que con una cena íntima que les permita disfrutarse mutuamente con la privacidad que brinda el hogar.

Con el ritmo de vida de hoy en día, el tiempo que tenemos para preparar una cena romántica no es el que desearíamos, sin embargo, lo único que necesitas para tener una cena de San Valentín perfecta es un poco de tiempo y preparar unos cuantos detalles que ahora te diremos.

  1. Elige un platillo sencillo pero delicioso

La clave es cocinar algo que sea rápido y fácil, pero que esté lleno de sabor y color. Al tratarse de una cena romántica, los platillos pueden ser ligeros como un Salmón tártaro al limón y naranja, es muy fáciles de preparar y un platillo que se verá delicioso en tu mesa.

Si prefieres preparar algo caliente, o buscas una opción vegetariana, te recomendamos la pasta con crema de calabaza, muy rápida y llena de sabor para enamorar el estómago de tu alma gemela. Ver receta completa aquí.

     2.Cocinen juntos

Siempre está la opción de cocinar juntos, de esta forma pueden elegir el menú, ir a comprar los ingredientes y poner manos a la obra. Cocinar es una actividad que puede ser muy romántica y divertida. Pero si prefieres sorprenderle con una cena sorpresa, no olvides los detalles, ellos harán la diferencia para disfrutar de un momento especial. 

     3. Una entrada 

Independientemente de lo que vayas a cocinar, puedes acompañar la cena con una rica entrada. Esto te ayudará a ganar tiempo para tener todo listo cuándo llegue el momento del platillo principal. Una excelente idea es un dip o aderezo, como esta mayonesa de aguacate, que es muy rápida de preparar y además va perfecto para acompañar muchos platillos. 

Si tienes hornito eléctrico puedes calentar en pan unos 5-10 minutos antes de sentarte a cenar.

Otra idea es servir piezas de pan que puedes calentar unos minutos antes de cenar y mezclar aceite de oliva con un poco de vinagre balsámico y unos granitos de Sal de Mar en un platito extendido. Esta idea es perfecta si estás planeando cocinar un platillo italiano.

        4. Una bebida: Vino o cocktail

Elegir con qué bebida acompañar la cena es un detalle que le dará mucho estilo y sabor a la velada. Selecciona un vino blanco para acompañar pescados y mariscos o uno tinto para carnes y aves.

Combina el vino con un cocktail de aperitivo o digestivo, por ejemplo una paloma de fresa, que gracias a su sabor y color es una bebida muy romántica, y para darle un detalle extra puedes cortar fresas en forma de corazón y agregarlas al servir la bebida. Ver receta completa aquí.

        5. Acompaña con una ensalada

Las ensaladas son platillos deliciosos que se preparan súper rápido y dan un toque especial a tu cena. Para preparar una buena ensalada gourmet, no necesitas tardar horas o conseguir ingredientes exóticos, incluso las ensaladas pueden ser el plato principal para consentir a tu persona favorita en este día especial.

Leer más: 5 ensaladas gourmet fáciles y rápidas de preparar

  1. La ambientación

Aunque te decidieras por una velada tipo pan, queso y vino, o por una cena de 6 tiempos, la ambientación es un factor importante para hacer un distintivo en una noche especial. Las velas son el toque ideal para brindar una iluminación romántica, procura prender varias para que puedan disfrutar mirarse el uno al otro.

Cuando pongas la mesa, añade un detalle especial, como una invitación personalizada, un post-it con un mensaje amoroso, flores o cualquier otro detalle que se te ocurra para la ocasión.

  1. Mesa de postres

Un buen toque para tu cena de San Valentín es una mesita con diferentes postres, como chocolates con Sal de Mar, fresas con chocolate o pastelitos de sabores.

Decora la mesa con corazones de papel, flores, velas y no olvides incluir música para darle una atmosfera romántica a la cena y disfrutar junto con esa persona especial.

recetas fáciles para preparar con sal de mar