Más allá de su exquisito sabor y crujiente textura, la sal de mar es un ingrediente natural que puede servir para muchas cosas. Este tipo de sal no solo funciona como excelente sazonador, por eso, para que aproveches al máximo todos los beneficios que tiene la sal de mar, te diremos qué es y para qué sirve.

La sal de mar, junto con la flor de sal es uno de los tipos de sal cuyo método de producción natural resulta tan benéfico que es muy recomendable incluirla como uno de los elementos que no pueden faltar en la cocina, pues es un ingrediente que sirve para preparar comidas saludables mientras cuidas tu cuerpo.

¿Qué es la sal de mar?

A diferencia de la sal de mesa de uso común, que para su obtención debe pasar por varios procesos como la extracción, yodación, blanqueo y dilución de grumos, la sal de mar se obtiene mediante un sencillo proceso de evaporación de agua de mar con el cual puede conservar sus minerales y nutrientes de origen.

Por supuesto, una de las principales ventajas de la sal de mar es su modo de producción, pues al tratarse de un proceso natural, son muchos los beneficios de la sal marina que puedes aprovechar tanto para mantener una alimentación saludable preparando comidas saludables, como para cuidar otros aspectos relacionados con tu bienestar.

Al incluir sal de mar en tu alimentación, podrás aprovechar que contiene muchos oligoelementos que el cuerpo requiere para su correcto funcionamiento y que, en cantidades adecuadas, puede ayudar a recuperar los minerales perdidos después de realizar actividad física.

Gracias al proceso natural que se lleva a cabo para obtener la sal de mar, este ingrediente tiene oligoelementos como el calcio, cloruro de magnesio, potasio, zinc, yodo y manganeso que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente.  

Puedes leer: Flor de sal, la sal orgánica y artesanal que tu salud necesita

¿Para qué sirve?

Uno de los principales usos que se le da a la sar de mar es el gastronómico porque tiene un sabor diferente al de la sal de mesa. De hecho es muy utilizado dentro de la cocina francesa y tailandesa.

Es uno de los ingredientes básicos para quienes están en la búsqueda constante de productos benéficos para la salud, pues al tener un sabor más fuerte que la sal de mesa, basta con agregar una pequeña cantidad a los platillos para que tengan un sabor exquisito.

Además, al no ser procesada como la sal común, la sal de mar no contiene químicos que perjudiquen tu salud y eliminen los minerales y oligoelementos que son buenos para tu organismo.

Sin embargo, también es muy útil para la elaboración de productos industriales, de belleza, cuidado de la piel y tratamientos terapéuticos, ya que algunos estudios han demostrado que, gracias a su alto porcentaje de magnesio, la sal marina tiene un efecto antiinflamatorio que puede aprovecharse como relajante natural.

Debido a la cantidad de calcio que tiene la sal de mar, también sirve como exfoliante para cuidar tu piel, es por eso que los baños de sal han ganado tanta popularidad, pues este elemento ayuda a revitalizar y mantener hidratada la piel.

Además, la sal de mar es un buen complemento para tratar la osteoporosis, mantener equilibrados los niveles de azúcar y regular la frecuencia cardíaca.

¿De dónde proviene la sal de mar?

Generalmente, la sal marina es producida en terrenos muy grandes cercanos al litoral, donde el sol y el viento favorecen la evaporación del agua de mar hasta la saturación y la cristalización de la sal marina.

Conoce sobre: Diferencia entre sal marina vs sal común ¿cuál comprar y por qué?

En el caso de México, que ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en producción de sal y el primer lugar en América Latina, parte de la producción de sal de mar proviene de Las Coloradas, un puerto de Yucatán que durante años se ha dedicado a la industria salinera debido a que tiene las condiciones favorables para extraer la sal de conservando sus minerales y nutrientes.

Sin embargo, debido a que la sal de mar es producida en diferentes partes del mundo, su color y sabor pueden variar de un lugar a otro, pues las condiciones propias de cada región influyen en la combinación de minerales que contiene el cuerpo de agua del que se obtiene la sal.  

Informarte sobre los diferentes tipos de sal que existen te ayudará a saber cuál es la más conveniente para ti, pues ahora que ya sabes cuál es la sal marina, conoces que hay tipos de sal ofrecen propiedades que se adecúan mejor a tus hábitos alimenticios y estilo de vida, ya que algunos -como la sal de mar- no solo sirven para comer de manera saludable, sino también funcionan como un buen aliado para mejorar tu salud y cuidar tu cuerpo.

recetas fáciles para preparar con sal de mar