Tiempo

20 minutos

Dificultad

Fácil

Porciones

6 Personas

Ingredientes

  • Sal en grano fino Sal Sol, al gusto
  • 6 pzas de pan árabe
  • 200 g de salsa de tomate para pizza
  • 400 g de queso mozzarella rallado
  • 300 g de pepperoni en rodajas
  • Albahaca fresca, al gusto

Procedimiento

1
Vacía la salsa de tomate en una cacerola y calienta a fuego medio, revolviendo de vez en cuando, por cinco minutos.
2
Coloca las rodajas de pepperoni en un sartén y cocínalos cuidando que no se doren.
3
Calienta hasta dorar los panes árabes, por ambos lados, en una sartén o en un comal.
4
Agrega dos cucharadas de salsa de tomate sobre cada pan y espárcelas a lo largo de todo el pan, de manera que la salsa se distribuya de manera uniforme.
5
Esparce el queso mozzarella sobre la salsa hasta cubrir todo el pan.
6
Añade tres o cuatro rodajas de pepperoni en cada pan.
7
Gratina los panes en el horno eléctrico o en el horno de microondas.
8
Agrega una cuantas hojas de albahaca y una pizca de sal de grano fino Sal Sol.

Una pizza fácil y rápida con el sabor tradicional

Convierte ese “no sé qué cocinar” en una deliciosa cena para seis personas, casi al instante. Lo mejor es que es una receta muy fácil y le encantará a los más chicos.

Las mini pizzas sin horno son una deliciosa solución si tienes poco tiempo para cocinar, y lo mejor es que combinan muy bien con diferentes ingredientes y puedes prepararlas en cualquier momento.

Dentro de nuestras recetas para niños, esta suele ser una de las grandes favoritas, pues es muy gustada por ellos y son ideales cuando tienen invitados en casa, ya que puedes encontrar todo lo necesario en el supermercado, y se hacen en tan solo unos minutos.

Si te sientes con inspiración de cocinar algo más, te compartimos cómo hacer los panes pita, y después puedes guardarlos para saborearlos en cualquier momento y acompañando casi cualquier receta, pues su sabor y textura es tan versátil que puede ir con diferentes tipos de platillos.

 

Receta para hacer pan pita (pan árabe)

Ingredientes:

500 g de harina de trigo (puedes usar integral)

30 g de levadura prensada o de panadería

1 cdta. de sal de mar

1 vaso de agua templada

1 cda de aceite de oliva

Procedimiento:

  1. Incorpora todos los ingredientes en un tazón y mézclalos bien.
  2. Utiliza una superficie plana limpia y espolvorea harina.
  3. Pon la mezcla y amasa con harina en las manos para que no se pegue. Continúa amasando hasta que te quede una masa fina.
  4. Divide la masa en bolas de aproximadamente 50 gramos.
  5. Vuelve a amasar cada una y déjalas reposar por media hora.
  6. Después aplasta y estira cada bola hasta que quede una tortilla de alrededor de 20 cm.
  7. Sepáralas y ponlas sobre una tela que tenga harina para que no se peguen.
  8. Calienta el horno a 220 grados centígrados y mete las pitas en una bandeja con un poco de aceite de oliva. Déjalas cocer por 10 minutos.

Puedes congelar todas las que quieras para que puedas disfrutarlas en cualquier momento, solo necesitas esperar a que se enfríen para meterlas al congelador.

 

Divertidos ingredientes

Otra de las ventajas que tiene esta sencilla receta es que puedes prepararla con cualquier ingrediente que se te antoje.

Ya sea que cuentes con invitados o quieras hacer una divertida dinámica con tus pequeños, puedes invitarlos a preparar su propia pizza. Esto les encanta, porque pueden escoger los ingredientes que más les gustan y combinarlos de manera creativa. Además puedes elegir ingredientes nutritivos como champiñones, piña, jamón, jitomate, y cualquier cosa que se les ocurra.

Permite que los mini chefs coloquen la salsa en el pan árabe y el queso. Sobre diferentes tazones puedes presentar la variedad de ingredientes que se te ocurra, para que los elijan libremente.

Después pueden gratinarlos y listo.

También puedes servirlas acompañadas de alguna ensalada fresca con hojas verdes y algún aderezo como vinagreta o césar.

 

Postre muy original

Hacer esta facilísima pizza sin horno, te abre un mundo de oportunidades culinarias express, es decir, en tan solo pocos minutos podrás tener diferentes tipos de pizza, por ejemplo, dulce o salada.

Cuando preparamos los panes pizza para hacer pizzas individuales, también podemos jugar con sabores dulces, por ejemplo, una increíble pizza de crema de avellanas o almendras y frutas.

Lo único que debes hacer es tostar el pan árabe, untar la crema de avellanas y colocar rodajas de tus frutas preferidas como plátano y fresa.

Juega con diferentes sabores como crema de cacahuate y chocolate, o queso crema y mermelada de frambuesa. Si tienes muchos invitados, puedes partir los panes de diferentes sabores a modo de degustación y acompañarlos con café.

 

El pan pita o pan árabe es uno de los mejores aliados con los que puedes contar en la cocina, pues es fácil de combinar y puedes preparar diferentes platillos en minutos para complacer y consentir a todos los paladares de casa, sin importar la edad.

 

recetas fáciles para preparar con sal de mar