Tiempo

45 minutos

Dificultad

Medio

Porciones

7 Personas

Ingredientes

  • 7 pzas de pasta de lasaña
  • 2 tazas de queso mozzarella
  • 300 grs de salsa de tomate
  • ½ taza de puré de tomate
  • 150 grs de carne de res
  • 150 grs de carne de cerdo
  • 100 grs de tocino
  • 3 dientes de ajo
  • ½ cebolla blanca
  • 1 cdta de orégano en polvo
  • Sal de Mar al gusto
  • Pimienta molida al gusto
  • Perejil fresco al gusto

Procedimiento

1
Pica el tocino en trocitos pequeños y ponlo a dorar en un sartén.
2
Pica la cebolla y el ajo en cubitos.
3
Despúes de unos minutos, agrega la cebolla y el ajo para que se frían junto con el tocino.
4
Ya que este todo bien dorado, agrega la carne molida, la Sal de Mar y la pimienta al sartén con la cebolla y el ajo. Mezcla todos los ingredientes y deja que se cocine completamente la carne, moviéndola continuamente.
5
Agrega la salsa de tomate a un tazón, también el puré de tomate, ½ taza de agua, y el orégano. Mezcla bien para que queden incorporados todos los ingredientes.
6
Calienta la salsa en una olla a fuego medio durante 10 minutos.
7
Pon a hervir agua en otra olla con un poco de Sal de Mar y una cucharada de aceite vegetal.
8
Ya que el agua esté hirviendo agrega la pasta y deja que se cocine durante 10 minutos o hasta que esté a punto de cocción.
9
En una charola para hornear coloca una pieza de pasta cocida (lasaña) y ponle una cucharada de carne, luego vierte una cucharada de salsa y una cucharada de queso mozzarella.
10
Enrolla la pasta y repite el proceso con las demás piezas de pasta para armar los rollitos de lasaña.
11
Agrega queso mozzarella sobre los rollitos de lasaña y mételos al horno 15 minutos (o hasta que se dore) a 280 grados centígrados.
12
Sirve los rollitos con un poco de perejil muy picado.

Ahora te traemos una forma muy original y divertida de disfrutar de una deliciosa lasaña que es súper fácil de preparar. La cocina italiana suele ser una de las comidas preferidas por todos, y la lasaña es uno de sus platillos estrella.

Los rollitos de lasaña son una excelente idea para preparar cuando haya niños, ya que su peculiar presentación les llama la atención a primera vista.

Sin embargo, es una de esas recetas fáciles que dan un giro a un clásico con el que puedes consentir a tu familia, a tu pareja o sorprender a tus amigos.

Complementos

Puedes complementar el platillo con una ensalada sencilla, y de esta forma tienes una comida o cena completa.

Para la ensalada puedes utilizar lechuga, tomate, espinaca, queso de cabra, nueces y aceite de oliva con un poco de vinagre balsámico.

También puedes comprar una baguette, cortarla en pedazos y calentarla en el horno eléctrico. Para acompañar el pan puedes utilizar un poco de mantequilla o una mezcla de aceite de oliva y hierbas finas, que combinan muy bien con el sabor de la lasaña.

Estos complementos convertirán tu comida en un festín para compartir y disfrutar con buena compañía.

También te puede interesar: 5 ensaladas gourmet fáciles y rápidas de preparar

Un poco de su origen

El origen de este platillo data desde los antiguos griegos, quienes cocinaban cacerolas con capas de ingredientes que servían en platitos y lo llamaban lasagnum, que quiere decir plato.

De ahí que los romanos lo adoptaron usando capas de pasta y diferentes rellenos que servían para alimentar a grupos de personas.

La lasaña tal como la conocemos hoy en día nació en Italia, y es un platillo típico que se comparte con la familia y los amigos, tradición que se ha propagado por todo el mundo.

Este platillo representa la tradición del hogar y la familia, y con esta receta para hacer pastas fáciles, ahora la puedes hacer parte de tu cocina también.

recetas fáciles para preparar con sal de mar