Comer es uno de los grandes placeres de la vida, más cuando somos consientes que todo aquello que estamos introduciendo a nuestro cuerpo es la gasolina que nos mantiene andando día con día.

Sabemos que una alimentación saludable es la clave del éxito, y podemos tenerla fácilmente creando recetas rápidas, deliciosas e saludables donde incorporemos ingredientes que aporten muchos beneficios para la salud.

La sal de marina es un claro ejemplo de un ingrediente que no solo da mucho sabor los alimentos, sino que cuentan con un sinfín de beneficios para la salud.

Como todo, hay que consumirla con moderación, pero al ser una sal que no está refinada ni ha pasado por procesos que le quiten sus propiedades, es buena idea mantenerla en nuestras recetas diarias, ya que aportan muchos minerales necesarios para el funcionamiento correcto del cuerpo.

Desde ayudar a prevenir el envejecimiento por su función como antioxidante, hasta contribuir en el mejoramiento del sistema digestivo, cerebral y nervioso.

Aquí te presentamos algunas razones  de porqué es importante consumirla y mantenerla en nuestra dieta.

1. Mantiene la buena digestión

Mantener una alimentación saludable e incluir sal de mar en nuestras comidas nos ayuda también para que el cuerpo produzca la cantidad necesaria de ácido clorhídrico en el estómago, uno de los ácidos naturales que son esenciales para el proceso de digestión.     

Leer más: Receta fácil de pasta con crema y calabaza 

2. Ayuda a absorber mejor los nutrientes

El consumo de sal de mar permite que existan enzimas digestivas y bacterias saludables que son necesarias para que el cuerpo pueda absorber los nutrientes de otros alimentos como vitaminas y minerales, y ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre, reduciendo el riesgo de contraer enfermedades como la diabetes.

3. Cuida tu corazón

Consumir sal marina con moderación ayuda a controlar los niveles de colesterol y regular la presión arterial. Los minerales que contiene disminuye los riesgos de infarto o derrames cerebrales.

4. Alcaliniza el cuerpo

La sal de mar mantiene sus propiedades minerales intactas, lo que permite ayudar a regular el pH de la sangre, alcaliniza el cuerpo. Esto es necesario para ayudar a eliminar toxinas y algunos compuestos ácido del organismo.

5. Evita la deshidratación

Gracias a la cantidad de sodio que tiene la sal de mar, puedes crear recetas saludables que contribuyan a mantener los niveles de potasio y sodio equilibrados, ayudando a las células a tener el líquido necesario para funcionar plenamente.

6. Mejora la función cerebral

Otro beneficio de incluir la sal marina en la alimentación diaria, es la buena conexión que se genera entre las células cerebrales, gracias a la presencia de electrolitos. Cuando las células del cerebro se comunican de manera adecuada entre ellas, podemos esperar que también lo hagan con el sistema nervioso y con el muscular, lo que propicia su buen funcionamiento.

7. Cuida el sistema inmunológico

La presencia de diferentes minerales en la sal de mar contribuye al fortalecimiento de las células, y a la creación de anticuerpos. Así las defensas del organismo se vuelven más resistentes y el sistema inmune puede evitar enfermedades o infecciones.

También te puede interesar: ¿Por qué es más saludable la sal del mar?

8. Duermes mejor

La sal marina estimula la producción de melatonina, lo que incrementa y provoca sueño profundo. Como si fuera poco, ayuda a disminuir los ronquidos porque limpia las mucosidades del cuerpo, destapando las vías respiratorias. Lo que también ayuda apersonas que tienen asma o padecen de diferentes alergias.

9. Ayuda a reducir el estrés

Los minerales que contiene la sal de mar permiten que sustancias del cerebro como la serotonina o melatonina, que son las que ayudan a crear la sensación de bienestar, se mantengan estables y no disminuyan sus niveles. También inhiben la creación de cortisol, así que disminuye de manera natural el estrés.

10. Disminuye el dolor

Gracias a los niveles de potasio y magnesio que contiene la sal de mar, se reduce la tensión en los músculos. Esto sumado a sus propiedades des inflamatorias y calmantes, son la combinación perfecta para mantener un cuerpo sano y libre de dolor.

Estos son solo algunos de los múltiples beneficios que tiene consumir la sal marina con moderación. Mantenerla en la dieta diaria es una forma deliciosa de cuidar la alimentación y la salud de tu familia. Además de su sabor intenso, que permite utilizar una cantidad pequeña a la hora de cocinar, facilita la creación de recetas saludables y deliciosas que no solo encantarán a todos, sino que los ayudarán a mantenerse sanos.

recetas fáciles para preparar con sal de mar