Existen diferentes tipos de sal que podemos encontrar en tiendas departamentales, supermercados o incluso en mercados locales, pero cómo saber cuál es la mejor.

La sal es un mineral que ha acompañado a los humanos a lo largo de la historia, no solo para sazonar los alimentos sino para conservarlos y para mil usos diferentes, pues la sal está llena de propiedades benéficas para la salud.

Para llevar una vida saludable es importante conocer cuáles son los mejores alimentos para incorporarlos a nuestra dieta y tener la tranquilidad que estamos utilizando ingredientes que son buenos para toda la familia.

Tener Sal de mar en la cocina es parte de llevar una alimentación saludable, ya que a diferencia de otros tipos de sal, es una que se obtiene de manera natural y sustentable.

 

La Sal de Mar mantiene sus propiedades

Para obtener Sal de mar no se utlizan proceso químicos, a diferencia de otros tipos de sales refinadas. El sol es uno de los elementos más importante para la recolección de esta sal, ya que es a través de la evaporación del agua salada que se obtienen los granos de la sal marina. 

Este proceso en conjunto con su método de recolección es lo que permite que el mineral se mantenga intacto y guarde todas sus propiedades con increíbles beneficios para el organismo.

 

También te puede interesar:
Descubre cómo la sal de mar te ayuda a tener una vida saludable

 

Diferencia con la sal común

Cuando la sal común o sal de mesa es tratada, pasa por un proceso de refinamiento donde se le quitan minerales, por lo que pierde la capacidad de ayudar a nuestro organismo. 

La sal común o de sal de mesa como también se le conoce, se obtiene de minas, por medio de evaporación al vacío y la recristalización de las salmueras, proceso en que pierde hasta el 80% de sus propiedades originales. Además que algunas empresas deciden blanquear la sal con productos químicos poco recomendables para consumo humano.

Por esta razón que se recomienda consumir sal de mar, además que es de las preferidas de muchos chefs y cocineros por sus propiedades para realzar el sabor de los cortes de carne. 

 

Reconocer la Sal De Mar

En el mercado podemos encontrar otros tipos de sales naturales como la sal del himalaya, que podría confundirse con la Sal de Mar. Sin embargo hay ciertas características que nos pueden ayudar a identificarla. Ya que la sal de mar no pasa por un proceso de triturado al 100% conserva una apariencia cristalina, en general el aspecto físico de la sal de mar es más granulado en comparación con la sal de mesa. 

Por otro lado, distinguir la sal de mar por su sabor puede ser muy complicado, por esto es mejor cerciorarse leyendo la etiqueta, pues ahí viene especificado si es sal de Mar, de gema, o si contiene algunos ingredientes extras.

 

Leer más: ¿Cuál es la sal de mar y cómo identificarla?

 

Beneficios de la Sal de Mar

Otra ventaja que podemos encontrar al utilizar Sal de Mar es que su sabor es más fuerte por lo que se necesita utilizar una menor cantidad a la hora de cocinar, lo que no solo es amigable con tu economía, sino que asegura aportar la cantidad de sal necesaria para que el cuerpo absorba los nutrientes sin saturarse.

Algunos beneficios que la Sal de Mar aporta a tu cuerpo son:

  • Estimula la circulación sanguínea y respiratoria
  • Mejora las conexiones nerviosas y neuronales
  • Ayuda al correcto funcionamiento de los músculos y del corazón
  • Elimina ácidos no necesarios en el cuerpo
  • Fortalece los huesos y los dientes
  • Funciona como antibiótico y bactericida
  • Ayuda a controlar la hipertensión

Producto Nacional

La Sal de mar no solo es orgánica y natural, sino que también es un producto mexicano que proviene de algunos estados como Yucatán o Veracruz, así que consumirla también incentiva la economía nacional, ayudando a miles de familias mexicanas.

 

Ahora que ya conoces los beneficios que la sal de mar tiene para tu salud, no tengas dudas al momentos de consumirla. Siempre busca ingredientes que te ayuden a llevar una vida saludable y cuidar la alimentación de tu familia.

recetas fáciles para preparar con sal de mar