Cuando llegamos a supermercado nos enfrentamos con diversas ofertas de sal, generalmente elegimos la que es más sabrosa y benéfica para nuestra salud y la de nuestra familia: la sal de mar, por su puesto. Al ser la Sal de Mar un mineral que mantiene sus compuestos cuando es extraída, guarda sus propiedades y además de sazonar nuestros alimentos, nos ayuda con diferentes funciones del cuerpo. Pero en realidad, no solemos conocer de dónde viene la sal de mar o cómo es que ésta llega a los estantes de las tiendas donde la adquirimos.

Continúa leyendo y conocerás qué son las salineras, su funcionamiento y el gran resultado que se empaqueta para que nosotros podamos degustarla.

La sal de mar viene del agua salada, tal y como su nombre lo indica, y son las salineras las que se encargan de extraerla por medio de procesos amigables con el ambiente. Existen dos tipos de salineras: las salineras costeras que se encuentran a la orilla del mar y utilizan el agua del océano, y las salineras del interior, que utilizan agua de manantiales, ríos o lagunas saladas.

Las salinas del interior utilizan agua salada que se mezcló con los restos de océanos que se evaporaron y nutrieron con sal (minerales) el agua que llegó a esos lugares.

Las principales salineras del mundo se encuentran en China, Estados Unidos y Alemania, pero en América Latina, podemos catalogar a México como el país con mayor producción de sal, que se concentra en los estados de Yucatán, Veracruz, Monterrey y Sonora.

Leer más: ¿Dónde se consigue la Sal de Mar en México?

Una salina es un lugar donde se busca evaporar el agua salada por medio de la luz del sol, esta práctica es conocida como “evaporación solar”, ya que al desaparecer el agua solo queda la sal, se recolecta y se trata para que pueda ser empaquetada y vendida. En el caso de las salineras que utilizan agua salada de ríos o manantiales, se suele usar una bomba para extraer el agua y ponerla en contenedores llamados “vasos solares”, donde el sol realizará el mismo proceso de evaporación que ya describimos.

Es importante mencionar el impacto ambiental que estas prácticas tienen, pues al ser el agua salada un elemento natural que existe en cantidades masivas en el planeta y su proceso de obtención es completamente natural, utilizado energía solar y eólica para lograr obtener grandes concentraciones de este mineral. Consumir Sal de Mar significa que la sal marina no pasa por procesos donde se refina la sal, lo que la hace mantener sus propiedades y no genera un daño al ecosistema, así que puede ser considerada una práctica saludable y sustentable.

También te puede interesar: ¿Por qué el agua de Las Coloradas es rosada?

La producción de sal de mar es una práctica que genera miles de empleos en diferentes países del mundo, y México no es la excepción, las salineras emplean muchas personas, incluso en estados como Yucatán hay poblados enteros que se dedican a este oficio, como Las Coloradas, unas algunas rosas de agua salada que son un deleite para los ojos, y su sal de mar es una delicia para el paladar.