Es bien sabido y reconocido que los alimentos saben deliciosos cuando los asamos en la parrilla, pero ¿a qué se debe esto? Descúbrelo a continuación:

Las parrilladas son excelentes formas de preparar los alimentos por el gran sabor que adquieren y es una gran oportunidad para disfrutar una comida agradable con nuestras personas preferidas.

Los expertos del asado se refieren a las parrilladas como formas de preparar y saborear los alimentos involucrando todos los sentidos, pues el indiscutible aroma y los sabores que desprende la carne son para hacer agua la boca.

Hay muchísimas maneras de preparar la carne, pero sin duda una de las preferidas en todo el mundo es un buen asado. Esto se da por el sabor particular que adquiere la carne al cocerse en una parrilla y a los diferentes elementos involucrados en su preparación.

 

Cocinar con humo y carbón

Preparar los alimentos con ayuda de humo es una antigua forma de sazonar la comida, pues cuando el humo pasa por la carne le impregna sabor y olor, lo que da como resultado un sabor único y delicioso.

El carbón por su parte es uno de los elementos cruciales para darle ese sabor tan especial a la carne, por eso puedes encontrar diferentes tipos de carbón especiales para asar carne e impregnarla de sabor.

 

Mantiene sus beneficios nutricionales

Gracias a que la carne (y en general todos los alimentos) se cocina de manera uniforme y sin aditivos, conserva todas sus propiedades, entre las que destaca el gran aporte de proteína que tiene la carne.

Preparar un asado es comer saludable, y muchas veces, más rico.

 

La Sal Parrillera acentúa su sabor natural

Uno de los grandes motivos por los que la carne a la parrilla sabe distinto es porque ésta se cocina con su propio jugo y grasas, por lo que no es necesario agregar nada más.

Para evitar que se pegue a la parrilla sólo necesitas limpiarla y encenderla.

Utilizar la Sal de Mar o Sal Parrillera para marinar la carne, permite que se realce su sabor natural sin necesidad de agregar aceites o condimentos que cambien su delicioso sabor a la parrilla.

 

A la parrilla se mantiene mejor humectada

Cocinar la carne en un asado permite que mantenga sus jugos y que no se reseque, lo que le da mucho sabor, a diferencia de cuando se cocina la carne de otras maneras.

El fuego y el oxígeno permiten que el jugo de la carne se vaya desprendiendo poco a poco para obtener un asado delicioso.

 

Reacción de Maillard

La “Reacción Maillard” es una conocida reacción química que sufren algunos alimentos como la carne y es la responsable de que adquiera ese antojable color dorado o café.

Este proceso también conocido como pirolisis provoca que la carne adquiera un sabor característico y que aparezcan los colores cafés.

 

Sabor Umami

Estamos acostumbrados a distinguir entre 4 sabores:

  • salado
  • amargo
  • dulce
  • ácido

Pero en 1908, un profesor de química japonés descubrió que tenemos un quinto sabor al que llamó umami.

Este sabor se refiere a algo rico o sabroso, y aunque parece muy amplio, se refiere a ese delicado sabor que tanto nos engancha en el queso, la carne y algunos otros alimentos.

El sabor umami viene en algunos alimentos de manera natural, pero también se puede crear a partir de la preparación de los alimentos como fermentarlos, ahumarlos, añejarlos o asarlos.

Otra forma de obtener este sabor es combinando algunos alimentos, por eso las hamburguesas a la parrilla con queso son uno de los platillos preferidos de todos, ya que tienen una gran concentración de este sabor.

Ahora ya sabes el secreto por el que la carne y otros alimentos toman un sabor muy diferente cuando los preparamos a la parrilla que de cualquier otra forma. Juega con los sabores de los alimentos y combínalos para obtener nuevos platillos y conseguir que tus asados sean los preferidos de todos.