La Flor de Sal se caracteriza por ser un producto natural que aporta diversos nutrientes al organismo para que funcione de manera adecuada. Tiene un sabor exquisito con el que quedarás encantado después de probar estos platillos en los que puedes usar la Flor de Sal.

Una de los principales atributos de la Flor de Sal es su proceso natural de extracción, pues las técnicas que se utilizan para ello son tradicionales, sustentables y ecológicas, con lo que al final, se obtiene un producto libre de aditivos y transformación, un tipo de sal completamente natural.

Sin embargo, el método de obtención no es el único atractivo de la Flor de Sal, también destaca por la cantidad de nutrientes que aporta al organismo y, su peculiar sabor: suave, con un ligero toque picante debido a la presencia del magnesio.

Debido a sus maravillosas características, se ha convertido en la sal gourmet por excelencia gracias al sabor que le da a los platillos y, aunque en el mundo culinario se suele utilizar en el emplatado de pescados, carnes, verduras y ensaladas, para evitar que se funda con los jugos que sueltan en resto de los elementos del platillo, puedes utilizarla durante la preparación para intensificar el sabor de tus recetas.

La Flor de Sal es un ingrediente tan versátil que puedes utilizarlo para preparar todo tipo de recetas, desde platillos salados, hasta postres; verás que podrás cocinar comidas muy saludables con un sabor exquisito.

Da clic y conoce más sobre: Flor de sal, la sal orgánica y artesanal que tu salud necesita

Por ejemplo, puedes darle un toque innovador a los clásicos tacos de lechuga con atún, agregando pimientos picados que, una vez asados, podrás sazonar con ingredientes de tu preferencia como aceite de oliva, vinagre, hojuelas de chile seco, perejil y una pizca de Flor de Sal que intensificará el sabor de estos deliciosos vegetales.

También puedes emplear este uso en la preparación de una ensalada rusa, agregándole papas en cubos. Sazónalas con un chorrito de aceite de oliva, Flor de Sal y pimienta, y hornéalas hasta que se doren y suavicen.

Además de utilizar la Flor de Sal para sazonar vegetales que acompañen al elemento principal del platillo como el atún, puedes utilizarla en la preparación de mezclas para marinar carnes.  

Si como parte de tu dieta tienes planeado comer pechuga de pollo, te recomendamos preparar una mezcla licuando romero, ajo, cebolla, comino, pimienta, Flor de Sal y aceite de oliva; una vez incorporados todos los ingredientes, unta las pechugas con la mezcla y colócalos en una sartén para cocinarlas hasta que doren.  

Acompaña esta receta con arroz blanco y vegetales de tu preferencia, solamente recuerda sazonarlos con Flor de Sal para que disfrutes de su delicioso sabor, pero sobre todo, de los beneficios que le brindará a tu salud.

salmón con ensalada y flor de sal

Si prefieres comer salmón, utiliza la Flor de Sal en tus recetas como lo hacen los chefs y como normalmente se recomienda: simplemente añadiendo una pizca al final después del proceso de cocción, justo antes de servir tu platillo; así conservarás su textura cristalizada.

¿Recuerdas que mencionamos que la Flor de Sal es un ingrediente muy versátil? ¿Por qué no preparar un mousse de chocolate con un ligero toque de esta sal? Solo será cuestión de integrar a las recetas tradicionales, dos ingredientes que le darán un toque fresco e intenso a este postre: romero y Flor de Sal.

mousse chocolate flor sal

Prepara nuestras Recetas saludables: Crostinis de Salmón

Para hacer esta receta, prepara una infusión hirviendo la leche con las hojas de romero fresco, crea una nata batiendo azúcar con una pizca de Flor de Sal e integra el chocolate derretido hasta tener una mezcla homogénea. Verás el resultado que obtendrás, este mousse de chocolate será una gran tentación para ti.

Comer saludable no implica sufrir consumiendo alimentos desabridos, reemplaza tu sal de uso común y prepara con Flor de Sal estos y muchos otros platillos sanos y naturales que te ayudarán a mantener tu salud en perfecto equilibrio.

recetas fáciles para preparar con sal de mar