El flúor es un mineral esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo, en particular, para la salud dental y ósea. Las funciones más destacables de este mineral en el organismo son: el aumento en la densidad de los huesos y el endurecimiento del esmalte dental, haciéndolo más resistente a la caries.

Cuando hablamos del cuidado de la salud, la caries dental merece especial cuidado, pues es uno de los principales problemas a nivel mundial; la falta de recursos económicos en la mayoría de las comunidades y la falta de cultura de visitar regularmente a los profesionales de salud ha impedido que la atención integral a la salud llegue a los grupos menos privilegiados. Esto genera mayor consecuencia en los menores de edad, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

Se ha demostrado que en las comunidades donde se utiliza el fluoruro como medida de prevención masiva, la población tiene menos caries dental que en aquellas áreas donde no se utiliza esa medida.

¿Por qué se utiliza el flúor como aditivo a la sal?

La respuesta es simple, para conocer la razón exacta debemos conocer cuál es la función del flúor en nuestro cuerpo: El flúor es un mineral esencial para la vida, se encuentra de manera natural en muchos alimentos y agua, también está presente en diversos enjuagues bucales y pasta de dientes. Es particularmente benéfico, para la salud dental y ósea; se absorbe con facilidad en el tracto digestivo y se elimina fundamentalmente por vía urinaria. El flúor en el organismo favorece la densidad de los huesos y el esmalte dental, evitando así las caries.

La fluoración de la sal de mar o sal de mesa consiste en fortalecer estos productos de consumo masivo adicionándole floururo de sodio con la finalidad de promover una salud dental adecuada y prevenir de caries a la población. Esta acción es de suma importancia pues la cavidad bucal es donde se inicia el proceso de alimentación y posterior una buena nutrición, en dónde las piezas dentarias hacen una posible masticación y posterior formación del bolo alimenticio.

También te puede interesar: Esta es la razón por la que se le agrega yodo a la sal

En 1991 en México se implementó la fluoración de la sal por primera vez en 1981 en algunas entidades del país, años después se hizo a escala nacional y se creó un programa para añadir flúor a la sal de acuerdo a la norma oficial mexicana NOM-040-SSA1-1993. Esta norma establece que la cantidad de floruro de sodio que se debe adicionar a la sal es de 200 a 250mg de este mineral por kilogramo de sal. Se recomienda revisar el reverso de los envases de sal que se compran para verificar que contengan las concentraciones establecidas, para adquirir un producto preventivo de las caries.

Entonces… ¿si el flúor es bueno, mucho flúor es mejor? Desafortunadamente como todo en la vida el exceso nos puede traer consecuencias que no son tan idóneas para la salud, en este caso, el exceso de flúor puede provocar fluorosis dental, la cual no es dañina, sin embargo, hará que los dientes tomen un color amarillo con posibles apariciones de manchas blancas. Es por ello que la adición de fluor a la sal no es igual para todas las entidades del país, dependiendo del estado de la república es la concentración de fluor que se adicionará a la sal justo como lo proponen las normas oficiales de México.

Es importante mencionar que la adición del flúor puede ser acompañado de adición de yodo, dando como resultado una sal fluorada y yodada. La sal fluorada no ocasiona ningún daño a las personas que padecen alguna patología como hipertensión o diabetes, siempre y cuando sigan las recomendaciones de los profesionales de salud para su consumo.

Aquí te compartimos recetas muy utiles para disfrutar en familia que puedes preparar con su pizca de Sal de Mar. Puedes descargarlo GRATIS dando clic a la imagen.