Preparar un asado puede ser la forma perfecta para consentir a tus seres queridos, el secreto está en elegir los mejores tipos de cortes para tener una parrillada perfecta.

Los cortes para asar en la parrilla tienen mucho sabor y no necesitan más que sal parrillera y un toque de pimienta para resaltarlo de manera natural, lo que además facilita su proceso de preparación.

En general, hay algunas especificaciones que podemos resaltar cuando marinamos con sal parrillera, por ejemplo, si escogemos un corte que tenga un poco de grasa, será necesario colocar ese lado primero para lubricar la parrilla y darle un breve espacio de tiempo para que selle de manera correcta.

De esta forma, el corte conserva el jugo y sabor, evitando resecarse y perder sabor.

Dentro de los mejores tipos de cortes que presentan un poco de grasa y en general son más gruesos, podemos destacar el rib eye, porterhouse, T-Bone, solomillo o bife de lomo y top sirloin. Estos cortes provienen de la vaca y son perfectos para ser marinados con sal parrillera y dejar que su sabor explote de manera natural al entrar en contacto con la parrilla.

 

Rib eye

Es uno de los cortes más gustados para preparar en un asado gracias a que es muy suave y jugoso. Es la parte superior de las costillas, no tiene hueso y presenta un poco de grasa a lo largo de la carne, lo que lo hace perfecto para la parrilla.

Se recomienda poner el rib eye marinado con sal parrillera alrededor de cuatro minutos por cada lado en la parrilla, para sellar y servir a término tres cuartos.

También te puede interesar: ¿Qué sal utilizar para un asado perfecto?

Porterhouse

Este tipo de corte se refiere a la parte baja del lomo de la res y tiene forma de “T”; sin embargo, la diferencia con el T-Bone, es que la carne es más ancha y tierna.

Lo recomendable es que el porterhouse tenga un espesor de más o menos cuatro centímetros, para que al asarlo puedas tener un exterior crujiente y un interior suave sin que esté sobre cocido.

 

Bife de Lomo o New York Strip

El bife de lomo, como su nombre lo indica, es la parte que se encuentra debajo del lomo de la vaca. Cuenta con menos grasa que el rib eye, pero se encuentra distribuida de la misma forma, por el centro, lo que beneficia su sabor cuando es cocinada, pues suelta jugo de manera uniforme, manteniéndola suave y humectada.

 

Top Sirloin

También conocido como Churrasco, este es otro de los mejores tipos de corte para un asado, pues es muy suave y con un poco de sal parrillera, se llena de sabor.

Es más pequeño que otros cortes, y por su consistencia es muy fácil cortarla en medallones que se cocerán al mismo tiempo, lo que lo hace ideal cuando organizas una parrillada para varios. Este corte se disfruta más cuando la cocción queda en término medio.

 

Carne asada

En general, cuando se utiliza el término carne asada, se refiere a cortes más delgados, o filetes en corte mariposa, por lo que se utiliza el costado o la falda de la vaca.

Con toque de sal parrillera, puedes sazonar estos filetes y servirlos con tortillas, pues se cocinan muy rápido y son muy prácticos para hacer tacos.

Leer más: ¿Cómo evitar que la carne se pegue en una parrilla?

Otros alimentos

Además de los cortes que hemos presentado, existen algunos alimentos que puedes sazonar con sal parrillera como pollo, salmón, cerdo, camarones y cordero, entre otros. Esto permite que tus parrilladas cuenten con diferentes sabores para que puedas complacer a todos tus invitados.

Podemos asegurar que el mejor corte de carne para tu parrillada, será definitivamente el que más te guste, pues es sin duda el que más disfrutarás preparar y compartir. Sin embargo, si te encuentras explorando nuevos cortes y sabores, esta lista puede ser una guía de utilidad para que conozcas otras opciones.

 

Disfruta de un agradable parrillada llena de sabor y sorprende a tus seres queridos con un delicioso momento inolvidable.