Debido a la amplia variedad que existe de tipos de sal, es muy común preguntarse ¿qué tipo de sal es la mejor para cocinar?, pues al ser un ingrediente esencial para nuestro organismo, es importante saber cuál es el más recomendable para este uso y para cuidar la salud.

Importancia de la sal

La sal es necesaria para el organismo, sin embargo como todo en exceso, puede perder beneficios si se abusa de ella. Es la principal proveedora de sodio para nuestro cuerpo y además, dependiendo del tipo, ésta puede contener hasta 84 minerales más (por ejemplo la sal de mar). Para cuidar tu salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo no mayor a cinco gramos de sal al día por persona.

Por otro lado, debemos aceptar que la sal juega un papel muy importante en la alimentación humana; por eso, el uso más familiar es en la cocina y en la mesa ya que acentúa el sabor de la carne, vegetales y alimentos en general, realza el sabor de los postres e incrementa el gusto en frutas y verduras.

Sin embargo, existe una gran variedad de sales según su origen, método de extracción o combinación con otros condimentos, por lo que es normal que te preguntes… ¿cuál es la más recomendada para cocinar?

Leer más: Platillos en los que puedes usar la Flor de Sal

Tipos de sal y sus beneficios

Empecemos por describir los dos tipos de sales más utilizadas en la cocina: la sal de mar y la sal de mina (sal común). La primera se obtiene al evaporar agua de mar por medio de calor solar sin interferir en procesos químicos, mientras que la sal de mina pasa por un proceso para mejorar su uso, sin embargo, contiene ciertos aditivos que pueden perjudicar tu salud.

En cuanto al sabor, ambas cumplen su función puesto que los aditivos que contienen algunas sales de mina no modifican su sabor o el de los alimentos en los que se usa.

Por otro lado, la ventaja de usar sal de mar recae en que tiene un sabor más potente, por lo que puedes utilizar menos cantidad para realzar el sabor en los alimentos, al mismo tiempo que cuidarás tu salud ya que es más probable que no te excedas de los cinco gramos recomendados por la OMS.

sal de mar Sal Sol

También existen las sales gourmet, que son aquellas combinaciones con especias, las cuales se pueden ahumar, colorear artificialmente o añadirles toques de sabor para crear sabores diferentes en la comida. Dentro de estas sales podemos encontrar:

  • Flor de sal: Considerada la reina de las sales, es ligeramente húmeda y crujiente y se recomienda utilizarla después de la cocción de los alimentos para cumplir su función.
  • Sal Guarande: Su color grisáceo y brillante es característico de su origen: el fondo del mar de la Bretaña Francesa. Es ideal para ensaladas y los asados de carne por su potencia gustativa.
  • Sal Negra: Es una sal poco procesada, proveniente de Asia y muy utilizada para preparar diferentes platillos en el desayuno como los huevos escalfados o huevos poché como también se les conoce.
  • Sal de Muray River: Proveniente de Australia, da un toque especial a todos los platillos debido a su característico sabor y color anaranjado, es sumamente difícil de conseguir y su costo es mucho más elevado que el del resto de las sales.

Da clic aquí: Recetas de asado: Costillas BBQ con chimichurri

Entonces, ¿cuál es la mejor sal para cocinar?

Aunque existen diversos tipos de sal que se pueden utilizar para cocinar, es mucho más recomendable utilizar aquellas que sean de origen marino y que sean menos procesadas para evitar el consumo de aditivos que no son necesarios para disfrutar un rico platillo.

Por supuesto que, es importante considerar los platillos que quieras preparar, ya que también de esto dependerá el tipo de sal que elijas para cocinar. Así que, ahora que conoces los beneficios que tienen las sales de origen marino, solo deberás investigar cuál es la mejor para la combinación de sabores que quieras crear en tus platillos.

recetas fáciles para preparar con sal de mar