Si quieres sorprender a tus amigos en con un asado de experto debes evitar estos errores de principiantes que podrían arruinar la ocasión. Toma nota y prepárate para deleitar el paladar de tus invitados con una parrillada inolvidable.

  1. No engrasar tu parrilla

Cuando se trata de asar algún alimento, agregar grasa en la superficie donde se cocinará es básico, no importa si se trata de una sartén o de una parrilla. Sin embargo, por muy básico que pueda sonar, es un error muy común que ha arruinado la parrillada de muchos.

Por eso, antes de comenzar con tu asado, engrasa las rejillas de tu parrilla para evitar que se adhieran tus alimentos. Con esto también lograrás que se marquen las líneas en la carne que caracterizan un buen asado… ¡te lucirás casi como un experto!

TIP: Para engrasar tu parrilla puedes utilizar una brocha de cocina o bien, untar aceite en ¼ de cebolla y colocarla en un trinche para pasarlo por las rejillas.  

<< Manual del parrillero: cómo preparar carne asada que sorprenda a tus invitados >>

  1. No asegurarte de la temperatura  de la parrilla

Saber cuál es la temperatura ideal será una de las claves para que tu parrillada sea todo un éxito, por eso es importante encontrar el punto medio ya que si la parrilla está muy caliente, la carne puede cocinarse de más, y si está muy fría, puede provocar que los alimentos se peguen y que la carne no se selle bien.

  1. No sazonar bien la carne

No necesitas conocer las mejores recetas para saber cómo marinar carne asada, si la sazonas bien, tendrá un sabor exquisito. Saber cuándo salar la carne depende del tipo de corte y del tipo de sal.

También te puede interesar: ¿Cuándo salar la carne asada a la parrilla?

Puedes salar la carne antes de colocarla en la parrilla, sólo ten cuidado de hacerlo 5 minutos antes de comenzar a asar, ya que si la dejas más tiempo, puede secarse. Si se trata de cortes de carne delgados, debes agregar la sal durante el asado.

  1. Manipular de más la carne

Una de las principales recomendaciones que se hacen cuando se trata de saber cómo hacer un asado, es no manipular de más el corte de carne; voltearla muchas veces  provocará que se rompa, causando un desastre que ensuciará tu parrilla.

Dependiendo del punto de cocción que desees, la carne debe dejarse entre 5 y 10 minutos por lado y vigilarla, para que se forme la costra que caracteriza un buen sellado y así, puedas despegarla con facilidad de la superficie de tu parrilla.

También te puede interesar: Formas de sellar la carne para un buen asado

  1. No dejar reposar la carne

Probablemente piensas que, una vez que terminaste asar la carne, tus invitados podrán disfrutar de inmediato de su sabor, sin embargo, aún debes esperar unos 5 minutos antes de sorprenderlos.

Dejarla reposar estos minutos, ayuda a conservar sus jugos, a concluir su proceso de cocción y a que se mantenga caliente.

  1. Colocar la carne congelada en la parrilla

Pensar que es buena idea colocar la carne congelada directo a la parrilla, definitivamente, es un grave error, ya que para asarla, debes dejar que se descongele a temperatura ambiente, de lo contrario, podría quedar dura e imposible de masticar.

Evitar estos errores es el primer paso para convertirte en un experto de la parrilla, una vez que los domines, anímate para preparar nuevas recetas y experimentar el delicioso sabor ahumado en tus próximas reuniones.

recetas fáciles para preparar con sal de mar