Si te encuentras en la incertidumbre de qué tipo de sal es la más adecuada para cuidar tu salud, déjanos explicarte primero qué es la sal y cuál es la diferencia entre la sal marina y la sal común.

¿Qué es la sal?

La sal es un sólido blanco, cristalino, higroscópico y altamente soluble en agua compuesta principalmente por Cloruro (Cl) y sodio (Na). Dentro de sus diferentes usos, resaltan los siguientes:

  1. Consumo humano en su alimentación para realzar sabores de las comidas.
  2. Conservación de alimentos y maduración de las carnes.
  3. Fabricación de alimentos como snacks, panadería, bollería, etc.

Leer más: Usos de la sal de mar que mejoran tu vida y salud

Sin embargo, dependiendo de la manera de su obtención y procesamiento, existen distintos tipos de sal, por ejemplo: la sal del Himalaya, la sal maldon, flor de sal y las más conocidas: la sal marina y la sal de mina o sal común.

cuchara con sal marina Sal Sol

Sal común

Es un tipo de sal de origen de mina (por lo cual se le da el nombre) que se obtiene de depósitos de sal y, posteriormente se refina y procesa mediante la evaporación al vacío obtenido de la recristalización de salmueras para poder otorgarle esa textura que la hace mucho más fácil de incorporar.

El tipo de procesamiento que conlleva la sal de mina desde su obtención hasta su presentación por parte de las empresas que la comercializan, ocasiona que pierda más de 80 elementos que se encuentran presentes de manera natural en la sal, los cuales son bastante benéficos para la salud humana ya que son minerales como el yodo biológico, sodio, potasio, calcio, flúor y magnesio, entre otros que tienen funciones importantes en el metabolismo humano.

Otra de las desventajas de la sal común es que algunas empresas añaden ciertos componentes químicos a la sal para evitar el aglutinamiento que puede ocurrir en los frascos al ser tan refinada; y, algunos de estos componentes se encuentran fuertemente relacionados con enfermedades renales o cáncer.

Entérate sobre: Sal de mar, ¿qué es y para qué sirve?

Sal de mar

Por otro lado, tenemos la sal de origen marino, la cual se obtiene a partir de la evaporación solar del agua de mar que se cristaliza en forma de grano y es recogida por un sistema mecánico sin algún tipo de proceso que altere su forma química o física. De acuerdo con el grado de humedad que la industria salinera le otorgue, pueden existir dos tipos: Sales húmedas o sales secas.

Este tipo de sal, al no ser modificada mediante procesos de refinación, conserva 80 o, incluso más elementos benéficos para la salud humana y no contiene aditivos o conservadores que eviten su aglutinamiento debido a que se encuentra en forma de gemas.

Debido a su modo de obtención, la sal marina se considera más saludable que la sal de mina, además de que muchos chefs y cocineros la prefieren por sus capacidades excepcionales para realzar los sabores de los cortes de carne.

Así que si lo que estás buscando es mejorar tu salud mediante el consumo de alimentos más saludables y menos dañinos para tu cuerpo, después de esta breve explicación acerca de la diferencia que existe entre la sal marina y la sal común, no debe quedarte duda alguna de cuál es la mejor opción.

recetas fáciles para preparar con sal de mar