La sal de mar es un ingrediente que se ha vuelto muy popular para el cuidado de la salud; es ampliamente recomendado para personas que sufren algunas enfermedades como diabetes e hipertensión, pero ¿sabes realmente cómo ayuda a tener una vida más saludable? A continuación, lo descubrirás.

Este tipo de sal se diferencia de la sal de mina o sal común por la naturaleza de su producción, ya que para su obtención no es necesario realizar tantos procesos industriales ni añadir sustancias ajenas al producto, como las que requiere la sal de uso común para evitar que se formen grumos.

Al extraerse mediante un proceso de evaporación que se lleva a cabo en depósitos con poca profundidad, delimitados específicamente para su obtención, este ingrediente conserva propiedades naturales que ayudan a tener una vida saludable, tales como:

Mejora el proceso digestivo

Los componentes de la sal marina ayudan a que el cuerpo genere jugos gástricos que contribuyen al aceleramiento del proceso digestivo. Además, previene el estreñimiento y el incremento de peso ocasionados por la acumulación de alimento en el aparato digestivo.

Ayuda a absorber mejor los nutrientes

Gracias a la producción adecuada de jugos gástricos, el cuerpo puede absorber de mejor manera las vitaminas y minerales como el calcio, zinc, hierro, ácido fólico y vitamina B12 que contienen los alimentos que consumimos a diario.

Contribuye al buen funcionamiento del cerebro y sistema nervioso

Este ingrediente ayuda a la transmisión de señales eléctricas en el cuerpo y a mejorar el proceso de información y de comunicación de las células cerebrales. Dos procesos esenciales para mantener la concentración y cuidar la memoria.

Fortalece el sistema inmunológico

Gracias a la cantidad de minerales que contiene la sal marina, las defensas de nuestro organismo se fortalecen, con lo cual, podrás combatir con mayor facilidad  el virus de la gripe, el resfriado, la fiebre, las alergias y otros trastornos autoinmunes.

Es una excelente fuente de sodio y potasio

La sal de mar contiene cantidades adecuadas de sodio y potasio para contribuir al buen funcionamiento de los músculos, disminuyendo la tensión al realizar cualquier actividad física, con lo cual sufrirás menos de molestos calambres y dolores en las articulaciones.  

Previene la deshidratación

Añadir una pizca de sal a las recetas fáciles que cocines, ayudará a mantener los niveles de sodio y potasio que el cuerpo necesita para equilibrar los fluidos de las células, el plasma sanguíneo y el líquido extracelular.

Regula el nivel de ácidos en el cuerpo

Ya que la sal de mar no es expuesta a altas temperaturas y conserva sus propiedades de origen, es un excelente aliado para regular el pH en la sangre y contribuye a la eliminación de toxinas y otros compuestos ácidos.

Como pudiste notar, la sal de mar es un excelente ingrediente para cuidar la salud de tu familia. Además, gracias a su naturaleza, intensificará los sabores de tus comidas con tan sólo una pizca, por lo que podrás sazonar todo tipo de platillos, desde recetas de pasta, hasta recetas vegetarianas.

Incluye sal marina en tu dieta diaria y conviértela en tu mejor aliada para tener una vida saludable cuidando tus hábitos alimenticios y los de tus seres queridos, sin perder la exquisitez que buscas en cada una de las recetas que cocinas.

recetas fáciles para preparar con sal de mar