Un buen propósito para empezar el año es tener una vida más sana, lo que implica llevar una alimentación saludable.

No es necesario que hagas muchos sacrificios para lograrlo, ni una dieta rigurosa o que cambies radicalmente tu estilo de vida, con unos cuantos ajustes puedes comenzar a disfrutar de los beneficios que tiene comer mejor.

Para ayudarte a conseguirlo te presentamos algunas ideas para que este 2019 empieces el año con el pie derecho.

Haz un plan de comidas

Lo más importante es llevar una alimentación balanceada, donde incorpores alimentos nutritivos para que tu cuerpo funcione mejor, recuerda que lo que comes es la energía que tu cuerpo necesita, por lo que es muy importante darle cosas nutritivas.

A veces con las prisas de la vida diaria, no da tiempo de preparar comidas saludables, pero para empezar a poner atención en lo que comes es buena idea hacer un plan de comidas, así puedes escoger los alimentos más sanos y prepararlos con anticipación. Procura escribir las tres comidas del día, así puedes planearlas con calma; además ver lo que comerás durante la semana te permite ser creativo a la hora de cocinar y sustituir algunos alimento por otros más sanos.

Te damos un ejemplo, si vas a comer hamburguesas, puedes cambiar la mayonesa convencional por una rica veganesa, es una receta fácil y saludable. Lo único que necesitas es leche de soja, aceite de girasol, vinagre o limón y Sal de Mar.

Recetas saludables: Quinoa con camarones

Come más frutas y verduras

Alimentos indispensables que forman parte de una alimentación saludable, ya que las frutas y las verduras tienen muchas vitaminas y minerales que ayudan al cuerpo, además son bajas en calorías y puedes preparar recetas fáciles y deliciosas con unos cuantos ingredientes. 

Procura consumir frutas y verduras locales, ya que son las que generalmente tienen más nutrientes y están más frescas.

Consume grasas buenas

Hay una creencia equivocada de que toda la grasa es mala. Si bien es necesario moderar el consumo de grasas, hay algunas que son benéficas para el organismo, las encontramos en el aguacate, el aceite de oliva, el salmón, las aceitunas, las nueces y algunos otros alimentos. Hablando de cambiar hábitos, podrías utilizar en tus ensaladas una vinagreta a base de aceite de oliva, vinagre balsámico y Sal de Mar en lugar de un aderezo cremoso con muchas calorías. Así estás incorporando grasas benéficas, mientras cuidas la línea.

Sustituye la sal refinada por Sal de Mar

La sal refinada no tiene beneficios en el organismo, a diferencia de la Sal de Mar, que ayuda a mejorar el funcionamiento del cuerpo y es natural, pues no pasa por procesos químicos. Convierte tus platillos en alimentos más sanos usando este mineral que con menos cantidad obtienes más sabor en tus platillos.

Leer más: ¿Por qué es más saludable la sal de mar? 

Hornea o cuece los alimento, no los frías

Haz tus comidas más saludables cambiando la forma de cocinar los alimentos. Cuando fríes la comida, le añades grasa que no es saludable y muchas veces disminuye la calidad de sus nutrientes. En cambio cuando hierves u horneas tus guisados, la comida mantiene su sabor y preserva los nutrientes originales. Además puedes jugar con esta forma de cocinar para dar una variedad deliciosa a tus platillos cambiando algunos ingredientes y probando diferentes sabores, que seguro encantará a tu familia.

 

Como puedes ver, llevar una vida más saludables es muy fácil y no es necesario que cambies completamente tus hábitos, basta con que sustituyas algunos alimentos y prácticas a la hora de cocinar para sentir la diferencia.

Sigue estas sencillas recomendaciones y estarás listo para arrancar el año con el pie derecho y mantenerte haciendo comidas saludables que brindarán todos los nutrientes necesarios para que tu cuerpo se mantenga sano y listo para cumplir todos tus propósitos.

Te invitamos a descargar nuestro recetario con platillos fáciles y saludables para empezar a preparar comidas saludables y llevar una vida más sana y feliz.

recetas fáciles para preparar con sal de mar