Para tener una parrillada perfecta y evitar que la carne se pegue y se rompa, hay algunos trucos que los expertos del asado recomiendan utilizar.

Puede llegar a pasar que tenemos todo listo para realizar nuestra parrillada perfecta, incluso preparamos los ingredientes con tiempo y qué coraje da cuando justo al momento que quitamos la carne de la parrilla y esta se rompe o se quedan pedazos pegados en la parrilla. 

Para evitar volver a sentir esa frustración hay varias cosas que puedes hacer, ya que es una situación mucho más común de lo que parece.

 

Falta de calor en la parrilla

La mayoría de las veces el problema es que la parrilla no está lo suficientemente caliente cuando se le ponen los alimentos y como es de metal, este se expande con el calor.

Así que procura que tu parrilla se encuentre bien caliente cuando pongas la carne o cualquier otro alimento. Alcanzar una buena temperatura en la parrilla es el mejor consejo de como asar la carne a la parrilla y evitar decepciones.

 

También te puede interesar:
Manual del parrillero para preparar una carne asada que sorprenda a tus invitados

 

Engrasa la parrilla

Algunas parrillas cuentan con materiales que tardan mucho en calentarse, si la tuya es una de estas, lo recomendable es engrasar la parrilla antes de calentarla y cocinar. Incluso si tu parrilla calienta rápido, egrasarla puede ser una opción para evitar que los alimentos se peguen y darles más sabor o textura.

Para realizar este procedimiento puedes utilizar aceites vegetales, mantequilla o algún líquido especial para engrasar parrillas. Otra ventaja de utilizar alguna de estas opciones es que al terminar tu asado, será muy fácil y rápido limpiar la parrilla.

También existen alternativas naturales que seguro tienes en casa, como una cebolla o papaLo único que necesitas es cortar la cebolla o la papa por la mitad (estando crudas) y frotar las rejillas de la parrilla con ellas, de modo que les quede una ligera capita protectora. Ésta protegerá que los alimentos no se rompan en el asador.

Siempre verifica que tu parrilla esté perfectamente limpia antes de prenderla y preparar un nuevo asado. Los residuos de comida o cenizas en las rejillas de la parrilla se pueden pegar a nuestros alimentos y pueden provocar que se rompan.

 

Sal Parrillera para proteger y sazonar la carne

Usar Sal Parrillera como ingrediente en tu receta para sellar la carne, tiene muchos beneficios, además del delicioso sabor que brinda a tus alimentos. Cuando sazonas la carne con Sal Parrillera antes de ponerla en el asador, esta absorberá la sal y creará una capa que la ayudará a evitar quedarse pegada en la parrilla.

Una vez que pongas la carne en la parrilla, los expertos del asado recomiendan que no la voltees muchas veces, pues algunos cortes como las hamburguesas, pueden secarse y romperse.

También sugieren que pongas la carne en el centro del asador porque ese el lugar donde mejor se concentra el calor.

Procura que los alimentos que pongas en el asador no estén completamente secos, pues esto puede hacer que se quemen o se peguen fácilmente.

También te puede interesar: Diferencia entre la sal de grano y sal parrillera

Tip para limpiar tu parrilla

Otra forma de limpiar tu parrilla y evitar que se peguen los alimentos cuando realices tu asado es utilizando Sal de mar y aceite de oliva.

Cubre las rejillas de tu parrilla con Sal de mar y ponlas a calentar hasta que la sal cambie de color. Espera que se enfríe un poco y tira la sal. A continuación frota con un trapo para que se termine de absorber la sal y luego ponle un poco de aceite de oliva antes de guardarlo.

Lograr tener una carne asada perfecta sin que se rompa o se pegue a la parrilla es muy fácil siguiendo estos consejos, disfruta tu asado perfecto y despreocúpate del resto.

recetas fáciles para preparar con sal de mar