Seguro has escuchado que la arena o la sal sirve como exfoliante, o al regresar de vacaciones en la playa, sientes la piel más suave. Esto se debe a que que el agua de mar tiene minerales, como el calcio, zinc, potasio, carbono; los cuales el agua con la que nos bañamos diario, no cuenta.

La Sal de Mar también otorga resultados positivos a la belleza, pues es un elemento natural debido a que su método de extracción mantiene componentes que nos favorecen tanto al consumirla como al aplicarla de otras maneras. Por su parte, el agua de mar contiene 35 % de sal. Esto te puede brindar muchos beneficios para una piel realmente radiante y sana. 

 

Te puede interesar: Baños con sal marina: beneficios y para qué sirven

 

Piel limpia y sana

La sal de mar tiene minerales como el bromo, calcio y potasio, los cuales trabajan en equipo y eliminan las impurezas de la piel para hidratarla. 

De acuerdo a Excélsior, el departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, hay tratamientos dermatológicos que recomiendan usar la sal de mar como componente en el cuidado de la piel.

Desinflamatorio

A quienes tienen acné o dermatitis, les ayuda ir al mar, pues el agua desinfecta la piel, la hidrata y desinflama, así como elimina los hongos que lo causan. Eso sí, no sustituye la visita y recomendaciones de los dermatólogos.

Revitaliza

Unas vacaciones en la playa tienen como ingrediente principal la relajación porque implica olvidarte de todo, desestresarte y regresar con frescura.

Al desinfectar tu piel, las propiedades de la sal también te protegen de virus o bacterias que te pueden enfermar, así mismo, gracias al magnesio, calcio y bromuros que forman parte del agua de mar, ayudan a calmar los nervios, dolores y estrés, lo cual da como resultado la reavivación del cuerpo. 

Beneficios de la arena: exfoliante

Al estar caminando sobre la arena, con los pies descalzos, estos se van exfoliando y qué mejor que de manera natural. 

Igualmente, la arena estimula el flujo sanguíneo, a su vez los huesos absorben el calcio y disminuye las probabilidades de tener osteoporosis. Asimismo, tonificas músculos pues el caminar sobre la arena te hace multiplicar esfuerzo.

¿Quieres agregar intensidad a tu rutina de ejercicio? ¡Corre en la arena del mar!

Beneficios del sol

El sol aporta vitamina D, la cual ayuda a tus dientes y huesos mientras estimula tu sistema inmunológico, ya que aumenta el número de glóbulos blancos. De igual manera, aumenta la circulación de la sangre en la piel, mejora la calidad del sueño, y más. Cabe resaltar que los baños del sol hay que tomarlos con moderación, pues, en exceso, obtendrás un efecto contrario, es por esto que siempre es bueno visitar al médico y asegurarnos que todo esté en orden.

Ya tienes el sol, la arena, el agua de mar, la sal de mar, los cuales por sí solos actúan de manera favorable, ahora imagina en conjunto. No lo pienses más y aprovecha este fin de semana para escaparte a la playa. Con unos días tendrás para regresar con la piel limpia, fresca y renovada.  

Ahora, si te faltan unas semanas o meses para ese viaje, puedes  aprovechar los beneficios de la sal y ponerlos en acción desde casa, ya sea en la tina o en la regadera. Conoce cómo, con ayuda de Sal de Mar, agua, bicarbonato de sodio y un atomizador, puedes crear o recrear la sensación relajante y obtener los resultados positivos. 

 

Leer más: Baños relajantes con Sal de Mar

recetas fáciles y saludables gratis