Agregar tratamientos con Sal de Mar a tu rutina de belleza es una manera natural, económica y rápida para tener la piel perfecta  en poco tiempo.

La Sal de Mar se produce al evaporar el agua salada a través del sol, por lo que mantiene minerales y propiedades antibacterianas, lo que es muy benéfico para el cuidado de nuestro cuerpo y piel.

Algunos de los minerales que contiene la Sal de Mar son calcio, bromo y potasio, elementos imprescindibles para una piel limpia y sana.

La Sal de Mar actúa como desintoxicante natural, pues los minerales que contiene absorben las impurezas de la piel y ayudan a humectarla.

Existen diferentes tratamientos que dermatólogos recomiendan, utilizando la Sal de Mar como ingrediente para complementar los cuidados de la piel.

La dermatóloga del Hospital de Nuestra Señora en Madrid, España, señala que puede tener un efecto beneficioso sobre pieles que presentan dermatitis o algunos otros padecimientos, pues realiza una acción anti-inflamatoria.

 

A continuación te platicamos algunos de sus beneficios y cómo puedes utilizarlos para incorporarlos a tu rutina de belleza fácilmente, pues te tomará menos de 10 minutos.

Esto se demostró en un estudio realizado en Gran Bretaña, donde se determinó que el calor de la solución produce un aumento terapéutico en el flujo sanguíneo a la zona afectada que promueve la curación de la herida. Como resultado, el entorno creado previene la destrucción de las células que migran a la zona que están tratando de reparar la herida.

Dra. Ana Álvarez-Viéitez, dermatóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario, España.

 

Leer más: Flor de Sal, la sal orgánica y artesanal que tu salud necesita

 

Perfecto aliado contra el acné

Gracias a sus propiedades antibacterianas, hay estudios que han comprobado que un poco de Sal de Mar puede ayudar a sanar heridas y a prevenir infecciones, además, alivia la inflamación que causa algunos padecimientos de la piel, como eczema o acné.

El Dr. Norbert López, Dermatólogo del Hospital Vithas Xanit Internacional, indica que la presencia de minerales, oligoelementos y aminoácidos, le confieren cualidades antibacterianas y antisépticas, ayudando en la curación de erupciones y heridas menores, además de la función exfoliante que facilita la eliminación de células muertas.

Los problemas de acné o la simple presencia de barros o espinillas es muy incómoda, pero uno de los beneficios de la Sal de Mar, es que nos ayuda a desaparecerlos y prevenirlos.

Doctores de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, descubrieron que la Sal de Mar puede ayudar a desinflamar y aliviar el malestar que presentan los poros infectados (acné).

Este ingrediente es un aliado perfecto para los tratamientos anti acné, pues mantienen los poros limpios, permitiendo que sanen más rápido.

Para disfrutar de los beneficios de la Sal de Mar en tu piel,  puedes hacer una mascarilla anti acné, desde la comodidad de tu hogar.

Solo necesitas una taza de Sal de Mar, media taza de aceite de almendras o aceite de oliva extra virgen y unas gotas de aceite de árbol del té.

Revuelve bien los ingredientes y ponlos sobre los barritos o a lo largo de todo el rostro con movimientos circulares, para que la sal ayude en el proceso de exfoliación, y déjalo reposar por 5 minutos. Después enjuaga con agua fría y seca bien el área.

 

Disminuye la piel grasa

Otro de los beneficios de la Sal de Mar es que ayuda a mantener la piel hidratada, y junto a algún astringente como el limón, reducen la cantidad de grasa que produce la piel de manera natural. Por su parte, el ácido cítrico y la vitamina C del limón, ayudan a exfoliar la piel para que se vea radiante.

 

También te puede interesar: Beneficios de la Sal de Mar para tu salud

 

Haz una mascarilla muy sencilla mezclando partes iguales de Sal de Mar y jugo de limón, hasta formar una pasta. Humedece un poco tu rostro y coloca un poco de la mezcla del limón y Sal de Mar sobre tu frente, nariz y barbilla, masajeando en círculos suavemente. Déjala actuar por 5 minutos para que ayude a desintoxicar los poros y enjuaga con agua fría.

Después de secar bien tu cara, aplica tu crema hidratante preferida para mantener la piel hidratada. Se recomienda utilizar esta mascarilla dos veces por semana para tener una piel limpia y radiante.

 

Exfoliante de cuerpo completo

Tal vez hayas notado que después de meternos al mar, la piel se siente más suave y se ve más bonita. Esto de debe a la presencia de la sal, pues además de tener minerales, es una excelente removedora de células muertas, y de paso limpia y desintoxica la piel, dejándola más suave y radiante.

La textura de la Sal de Mar elimina las células muertas que pueden tapar los poros, por eso es recomendable exfoliar todo el cuerpo una o dos veces por semana.

Puedes preparar un exfoliante natural muy fácil, que puedes aplicar mientras te bañas.

Mezcla ½ taza de Sal de Mar con ½ taza de aceite de coco y ¼ de taza de aceite de almendras. Revuelve hasta que se forme una pasta, puedes aplicar unas gotas de aceite de lavanda. Después de bañarte, coloca la pasta por todo el cuerpo, realizando movimientos circulares y enjuaga.

Si quieres combatir la celulitis, solo agrega ½ taza de café molido a la mezcla y masajea con mayor intensidad el área afectada.

 

Como puedes ver, incorporar la Sal de Mar a nuestra rutina diaria de belleza, es una forma muy sencilla de tener la piel más limpia y sana, de manera natural, lo que la convierte en una piel hermosa.